13 de agosto de 2011

Etapas 14 a 22. Gran resumen

Bueno, bueno, bueno... ¿por dónde empiezo? A veces mantener un blog desde un móvil es lo que tiene. Disponer de tiempo, conectividad y habilidad en los dedos puede limitar las entradas. Y en esas estamos.

Han pasado siete entradas desde la última actualización, así que me imagino que os estareis preguntando qué ha sido de nuestro viaje. Pues bien, intentaré resumir lo mucho que nos ha sucedido en estos días.

Si recordais, estábamos con la tendinitis de mi compañero de viaje, después de la visita al médico en Carrión de los Condes. Pues bien, al día siguiente no pudimos continuar. Al comenzar etapa y no llevando andados ni dos kilómetros tuvimos que darnos la vuelta. Después de meditar las diferentes opciones, decidimos que la mejor es que mi amigo se adelante hasta León en autobús, se busque un fisio y descanse tres días. Entretanto, yo continué andadando solo. De Carrión a Sahagún (ecuador del camino), después a Mansilla de las Mulas y finalmente a León.

Lo de andar solo, la verdad, no le veo la gracia. Quizás el hecho de poner el turbo para intentar llegar a León cuanto antes hizo que no mantuviera muchas conversaciones, ya que iba casi todo el tiempo adelantando gente. Dos etapas de cuarenta y tantos kilometros cada una, hicieron que tan solo me restasen nueve para llegar a León la mañana del viernes 5 de agosto. Una vez allí se produciría el reencuentro con mi compañero y encontraríamos a una nueva compañera de viaje.

Durante la estancia de mi amigo en León, Georgelina hizo aparición. Argentina de 26 años que había acudido a León tambien a descansar unos días de una lesión de rodilla. Ese día nos conocimos los tres y comimos con Edu y Ana (mi hermano y mujer), que de camino a Villa Antonia (Abuela), hicieron parada gastronómica en la plaza de la catedral de León.

Continuamos viaje, ahora ya a menor velocidad (por aquello del club de lesionados) para llegar a San Martín del Camino. Alli tuve parada técnica y habituallamiento en Villa Antonia, gentileza de "Transporte de viajeros familia Ochoa". Acudimos a comer todos juntos a Villa Antonia. Al día siguiente me reincoporaría al Camino en Astorga.

Una vez en Astorga conoceríamos a otro de los integrantes importantes de esta expedición: Joana. Zaragozana de 32 años en proceso de terminar su Camino inicido hace 3 años. Va a ser otro de los fichajes importantes que han marcado nuestra aventura. En Astorga también estuvimos con Jose (Teuel), Montse y su novio (Barcelona), César y Vanesa (Tarragonna) y un par de estudiantes italianos.

Las siguientes etapas se fueron sucediendo por territorios leoneses hasta legar a Ponferrada, a 5 kms del pueblo de la abuela, donde realizamos un merecido descanso de 2 días. Allí que nos quedamos los cuatro, disfrutando de la compañía de la abuela, de mis padres, de suculentas comidas y realizando tursimo local: Peñalba de Santiago, Las Médulas, Castillo de los Templarios...

Y aquí continuamos los cuatro. Nos econtramos ahora mismo en Triacastela, ya en Galicia. Por motivos familiares me veo en la necesidad de terminar el Camino el día 17 para estar en Ponferrada el día 18. Así que hemos puesto la directa y ´vamos a realizar las nueve etapas que hay desde Ponferrada hasta Santiago en seis días, lo que arroja una media de 35-40 kilómetros diarios. Todo el equipo me acompaña y ha decidido acelerar el paso para acabar conmigo. Algo digno de agradecer, ya que a pesar de lo duro de la prueba y de las lesiones que uno y otro han ido teniendo, han decidido que debemos acabar todos juntos.

Muchas más cosas han ido sucediendo y serán objeto de otras entradas, pero debía a mi público una explicación de esta falta de información. Las etapas de León con escasa cobertura 3G, el aumento de horas de marcha diarias, la dificultad para encontrar un cargador y disponer de suficiente batería para escribir me han llevado a este periodo de ausencia.

En cuanto pueda, retomaré el hilo de mis entradas.

1 comentario: