21 de julio de 2011

Comienza la aventura. Día 0. Etapa 1.

Pistoletazo de salida. Comienza la aventura.

Sarriguren: Al mas puro estilo Mayra Gómez Kent en nuestro 1, 2, 3 particular hemos tenido que decidir que cosas eran imprescindibles y cuales no. De todos los objetos de la mesa, muchos no han superado la prueba del pesaje y han quedado abandonados confiando en que no los echemos de menos. Peso final: Drae (mi compañero de aventura) 8 kg... y yo 10.... Nuestro taxista particular (mil gracias) nos recoge en el centro de operaciones y salimos rumbo a San Juan de Pied de Port. 615 curvas a la derecha y 713 de izquierdas después, llegamos a San Juan.

Saint Juan de Pied du Port: Por cinco minutos llegamos tarde al centro de información del peregrino. Caminamos por las estrechas calles empedradas de este pueblo atemporal hasta que damos con un albergue con camas disponibles. Visita por el pueblo y buena cena casera (la llevamos por supuesto). Para las 22 h en la cama. Compartimos habitación con Alberto, de Cadreita (también es casualidad) y con Danielle, Brasileña afincada en Gijón desde hace 10 años. El ambiente del Camino impregna a sus seguidores, haciéndolos más amables, más abiertos, más dispuestos a relacionarse con otras personas. Y de ese ambiente nos aprovechamos, intercambiando experiencias, intenciones, recuerdos.....

1ª Noche: Que los chinos son gente trabajadora ya lo sabemos. Que madrugen para ir a clonar iPhones y ropa de marca es una cosa, pero que se levanten a las 4 de la mañana estando en un albergue de peregrinos, con una dura jornada por delante..... eso ya es por demás!! Como si estuvieran jugando un partido de fútbol en la habitación de al lado a la vez q aprovechan para redecorar la habitación cambiando los muebles de sitio. Imposible cerrar el ojo de nuevo. Resultado: Danielle se cae de la cama y todos nos levantamos. Para mejorar la situación... llueve... Desayunamos, rehacemos mochila y a las 06:15 enfilamos ya la Rue de la Citadelle siguiendo los pasos de miles de personas antes que nosotros. 27 kms por delante. La mayoría de subida, acumulando un desnivel de casi 1300 metros. Paso a paso por la antigua ruta de Carlo Magno cruzamos los Pirineos y entramos en nuestra Comunidad Foral. La verdad que se agradece; la señalización se hace mucho mas abundante y precisa, casi excesiva en algunos puntos. La primera etapa discurre con normalidad, el cuerpo responde perfectamente, pies sin incidencias, aclimatándose poco a poco a la prueba de resistencia. Lo único destacable la lluvia intermitente que nos ha acompañado todo la etapa y los adelantamientos que les hemos hecho a los "discretos" chinos.
Para las 12:45 estábamos en Roncesvalles. Buen ritmo. Nos alojamos en el albergue recientemente restaurado, que hay que decir que es impresionante. Mucho mas grande, se presta a menos intimidad con los compañeros de cama, menos proximidad.
Ya veo que personajes curiosos nos vamos a encontrar durante todo el camino: en esta ocasión la china ininteligible de la lavandería y la prima lejana de Tutankamon, vecina inferior de litera de Drae, se llevan la palma...

Siesta, lavado de la ropa a mano, hacer y deshacer las mochila seis veces, visita turística a la diminuta localidad ocupan nuestra tarde.

Mentimos como bellacos en las razones que nos motivan a esta aventura, aduciendo a motivos religiosos. Todo sea por la Compostelana auténtica!!!

Bueno, escribir el Blog desde el teclado de mi iPhone es todo un reto, así que si se cuelan palabras raras.... es el corrector. Nos vamos que la bendición del peregrino y el menú del mismo nombre nos esperan.

1 comentario: