24 de julio de 2011

Lo que hay que aprender. Etapa 2.





Que en la vida estamos continuamente aprendiendo cosas es algo que todos sabemos. Lo mismo ocurre en el Camino.
Lección número 1: si eliges una cama en un albergue, pon algo encima, si no, despídete de ella, te la levantan fijo.
Lección número 2: una vez elegida la cama..... no cantes victoria, comprueba su estado. Si no, te puedes encontrar con que al irte a acostar tu colchón dista mucho de ser cómodo y confortable, y sus muelles te esperan con los alambres abiertos.

No solamente hay lecciones que aprender, si no también preguntas por responder.... ¿Qué hacen los chinos a las cuatro de la mañana?

Dejamos atrás Roncesvalles y comenzamos a andar. Lluvia ligera. Seguimos con el poncho a cuestas. Etapa fácil, prácticamente todo bajada. Llegamos a Zubiri y después de hacer compra continuamos ya que teníamos previsto alargar etapa hasta Larrasoaña.

Llegamos cómodamente diez minutos antes de que abran el albergue municipal. Hacemos cola... mejor dicho iniciamos cola, somos los primeros!!
La mismísima señora Adelaida, entrañable abuela voluntaria muy crítica con las habilidades culinarias de las chinas, nos recibe y nos hospeda. El albergue... bueno, el albergue necesita una mano de pintura y dos de limpieza, pero para contrarrestar nos encontramos de nuevo con Danielle y conocemos a Yolanda, informática gallega de mochila ultraligera, y a Jose, funcionario catalán necesitado de una oreja amiga en su tercer camino.

Empezamos a coger el ritmo de lo que van a ser nuestros próximos días, cena inglesa y las 22h en la cama. Mañana Pamplona.

Ubicación:Carretera de la Universidad,Pamplona,España

1 comentario: